sábado, 3 de abril de 2010

Spider-Man and Venom

Maximum Carnage




Pasó mucho tiempo desde la última subida de un juego de SNES (octubre del año pasado!) así que ya era hora de una actualización para esta sección, que a veces hay que descansar un poco de tanta aventura gráfica.
En este caso nos encontramos con Maximum Carnage, un gran juego de acción de la franquicia de Spider Man. La historia nos introduce en un hospital psiquiátrico donde un interno está siendo trasladado rodeado de policías, hasta que decide mostrar su faceta oculta y liberar al monstruo dentro de él, romper sus ataduras y, ya convertido en Carnage, acabar con todos los que lo rodean y escapar. A partir de ese momento, se unirá a otros super-villanos e intentará, cuándo no, tomar el control de la ciudad. Pero este pobre diablo subestima al bonachón de Peter Parker, quien une fuerzas con Venom para poder derrotarlo. Así, en este clásico beat 'em up, recorreremos numerosos escenarios de Nueva York golpeando a cuanto matón se nos cruce para llegar a la batalla final con el desquiciado villano.
Basado en un comic, los cutscenes que veremos a lo largo del juego tienen justamente ese estilo, tanto en el dibujo en sí como en los diálogos, e incluso en las partes en las que podemos jugar. Si ven la segunda imagen que puse, entederán a lo que me refiero, pues se ve una de las onomatopeyas clásicas de las historietas (nota aparte: ¿no parece que Spider Man acaba de darle una patada en los bajos al rufián?).
Hay que destacar que, si bien en un principio sólo manejaremos al Hombre Araña, a lo largo del juego tendremos la oportunidad de cambiar por Venom en ciertos puntos y luego volver con el otro si así lo deseamos. Esto le da una mayor rejugabilidad al juego ya que hay más de una forma de terminarlo (aunque el final siempre sea el mismo).
Tal vez lo que menos me convenció del juego fue la aparición esporádica de otros super-héroes de otras historias, como el Capitán América y otros menos conocidos (al menos por mí, los sabios del universo Marvel me quemarán en la hoguera) que se presentarán cuando los llamemos para salvarnos las papas, causando daño a todos los enemigos en pantalla.
Los gráficos son lo lógico y normal de un juego de SNES. Ni demasiado buenos, ni demasiado primitivos. La banda sonora, en cambio, sí es destacable. Diferentes melodías rockeras nos acompañaran durante todo el juego dándole un buen ambiente.
Por último, le recuerdo a los despistados que para jugar al Maximum Carnage, necesitarán un emulador de SNES que pueden conseguir acá. Nos vemos!

Download