lunes, 20 de julio de 2009

El Dios del Nuevo Mundo

Populous




Compañía: Bullfrog
Género:
Estrategia
Idioma:
Inglés
Año:
1989
Tamaño:
155 KB
Descripción:
Famosísimo y muy aclamado juego de estrategia de 1989. Sí, todos saben de lo que uno habla cuando menciona el nombre Populous. Y sin embargo, yo debo confesar mi absoluto desconocimiento sobre este juego. Tal vez la palabra "absoluto" sea un poco exagerada ya que conozco este juego desde hace muchos años y, mal que mal, sé de qué se trata. Pero a la hora de ponerme a jugarlo es donde se pone en evidencia mi ignorancia, tal es así que he intentado varias veces jugar algo más de 5 minutos y nunca lo he logrado. De hecho, ni siquiera sé cómo se sale del juego, siempre termino cerrando directamente el DOS-Box, programa fundamental si no se quiere escuchar los molestos pitidos del PC Speaker. Pero este apartado se llama "Descripción" y no "La experiencia de Lucho con los juegos", por lo que paso a explicar de qué va el juego, basándome en lo poco que sé de él y valiéndome de fuentes como Abandonia y Wikipedia.
Tomamos el papel de un Dios de una zona y orientaremos su vida a nuestra imagen y semejanza, influyendo en sus acciones, dirigiéndolos y ordenándoles lo que nos parezca (y lo que el juego nos permita, claro). Pero las cosas nunca son tan fáciles en el campo del Señor y así como tendremos adoradores, tendremos detractores que adorarán al otro Dios (ya que aquí no estás solo), el cual no es nada amigable con nosotros. El objetivo del juego es acabar con la otra deidad y sus seguidores, expandiéndonos nosotros por todo el territorio, construyendo casas y conquistando a los enemigos. Mientras más seguidores y casas tengamos, más "Maná" vamos a obtener y con él podremos liberar desastres contra los pueblos contrarios. Estas calamidades son: terremotos, inundaciones (las hay de dos tipos), vulcanismo, armageddon (ni idea de lo que hará, pero no suena bonito), y caballeros, que lejos de ser gentiles, destruirán a las casas y personas enemigas. La interfaz no es demasiado buena, pero tampoco es algo muy criticable si se aprende a usarla. Yo mismo puedo suponer qué hace cada cosa, aún habiéndolo jugado muy poco. Pero definitivamente el peor punto del juego es la música, que se vuelve insoportable, pero con un simple click se puede apagar por lo que tampoco es EL problema.
Una lástima que mi cerebro no sea compatible con este juego, porque realmente parece interesante. Pero voy a seguir intentándolo y tal vez algún día consiga domarlo. Saludos!


Download